Macacha

FESTIVAL CALLEJERO PARA ACOMPAÑAR EL JUICIO POR HIGUI

Texto: Melisa Randev. Foto: Sabrina Castro Torres. Ilustraciones: Campaña Absolución por Higui.

Higui es una lesbiana de barrio que se defendió de una violación correctiva en el año 2016. Tras el hostigamiento policial que no quiso tomar su denuncia, fue encarcelada injustamente durante ocho meses por defenderse de sus agresores (tratados como víctimas). Entre todas las irregularidades de la causa, ella fue acusada de homicidio: eslabón de un amarga y dolorosa serie de ataques sistemáticos lesboodiodiantes.

Tras haber sido liberada, Higui se encontró con una red transfeminista que le hizo el aguante, y eso lo agradece cada vez que la escuchamos mientras espera su absolución. En los últimos años, esta torta conurbada ha recorrido cuantas actividades culturales hubo, para pedir apoyo a las organizaciones y partidos políticos,  tal como dijo el pasado noviembre sobre el escenario de la Marcha del orgullo de las diversidades y disidencias de San Martín: “Yo no tengo fe en la justicia, tengo fe en uds, porque con uds. voy a lograr la absolución, porque sin uds. yo no estaría acá” decretó

La Campaña por la Absolución de Higui, circuló en gacetilla de prensa que: “se esta organizando colectivamente un Festival para la absolución los días 18, 19, 20 y 21 de Febrero, acompañando el juicio, en las puertas del tribunal N°7”. Con el apoyo de la municipalidad de San Martín, se montará un escenario sobre la calle Balbín, más conocida como Ruta 8, donde “participarán les artistas hasta ahora confirmadas: Susy Shock, She Devils, Rebelión en la zanja Chocolate Remix, Las grasas trans, Lola Bajhan, Karen Pastranahh, Missanddrinks, Lucy Arlequín, Mostro y Alan, Akella hip hop, Rumanians y Tati Dume.” También informaron que se realizarán murales, fútbol feminista e intervenciones artísticas durante los cuatro días del juicio.

A su vez, el próximo sábado 8 se realizará una fiesta en La Bemba (Balcarce 2917) con el fin de recaudar fondos para las actividades de difusión. Habrá Dj Set de musicxs locales, poesía insurrecta y performance. La entrada tiene el valor de $100 y se puede consultar para mayor información en las redes de La disidente, colectiva cultural transfeminista.

La campaña entiende que “El caso de Higui es el reflejo crudo de la realidad que viven muchas mujeres y lesbianas pobres. Son múltiples las opresiones que se viven por parte del Estado” comprobable en otros múltiples casos donde se persigue y encarcela a las identidades no hegemónicas en un intento de amoldar, corregir y/o desaparecer. El lesboodio es una  forma de violencia sobre las lesbianas en general, sobre las expresiones que manifiestan rasgos masculinos, comúnmente señaladas como machonas, marimachxs o chongas en particular. Esta forma de violencia, no está contemplada dentro de la normativa vigente en lo referente a violencia de género.

Vale reconocer, que la figura de violación correctiva que interpuso la defensa no está contemplada en el Código Penal, por eso es que la organización lesbo y transfeminista sintetizó en la denuncia social, “Atacada por Lesbiana, presa por defenderse” En Argentina, otro precedente de interpelación a la justicia en materia de derechos para la diversidad sexual, fue la estrategia de la defensa de Diana Sacayán, quienes instauraron, la figura de travesticidio con la que finalmente se juzgó a los asesinos. Este accionar sentó jurisprudencia a escala global para atender los crímenes de odio, y la violencia singular que se ejerce sobre las disidencias sexo políticas.

Por todo esto, el caso Higui representa una disputa política tanto hacia dentro del poder judicial, como a la sociedad en su conjunto, para desmontar y cuestionar las legitimaciones que el sistema heterosexual impone como norma y las estrategias aleccionadoras de estas estructuras de poder, como en el caso de Marian Gómez, develan su accionar sexista y discriminador. Para les que tengan fe, se prenderán las velas a todas las santas, brujas y guerreras para que finalmente se cumpla el deseo de justicia.

Deja un comentario