Macacha

RAP MAPUCHE Y FEMINISTA

NOTA Florencia Moreno| FOTOS Sabrina Castro Torres

Se agacha sobre una gran roca, sumerge sus dos palmas en el río y duerme sus ojos. Saluda al Ngem, entidad natural y espiritual que tiene cada ser vivo. 

De pronto nos inunda un silencio de aguas y nubes, contrastando los ruidos motorizados de la ciudad.

Luego se pone de pie y emprendemos hacia el sendero por donde entramos a esta reserva.

Mientras camino junta a ella, noto el deslice de sus palabras a lo largo de la arboleda.

Yo soy de la montaña y ese es mi lugar

 no la selva de cemento ni su triste soledad”- Aquí en Warria Mew

Me habla con sus manos, con el cuerpo entero. Mientras nuestras pieles se enrojecen por el calor ferviente, nos hidratamos en una conversación que va desde los principios hasta cruzar la frontera del mañana.

La música siempre tuvo su lado espiritual en todas las cosmovisiones porque te conecta con quienes te escuchan y con quienes haces música. Por eso elegí el hip hop, porque tiene sus raíces negras. Las hermanas y hermanos la tomaron para pelear contra el racismo que estaban viviendo. Nadie los escuchaba, en los medios hegemónicos no aparecían, entonces concluimos en que el arte fue siempre una herramienta para reivindicar nuestras identidades negadas.”

La urraca es un ave muy común en Europa, su nombre científico es “pica pica”. Es una de las aves más inteligentes, y se cree que es más inteligente que la gran mayoría de los animales.

Mi nombre artístico de rap es una transformación de todo el insulto y amenaza que recibí.

Una vez me amenazaron con que no hablara más, porque iba a terminar como la urraca, desplumada y con las patas abiertas.”

Ella viene de la provincia de Neuquén. Actualmente vive en Capital Federal, pero no se acomoda por completo porque la ciudad la expulsa. Habita Norte y Sur, entre idas y vueltas.

Nuestra identidad, cosmovisión y espiritualidad tienen que ver con la tierra. Nuestra cultura no puede existir si no hay conexión con ella, por eso nos las arrebataron desde la colonización. Aunque nos quieran llenar de cemento, la tierra esta abajo de todo.”

Nos resguardamos en la sombra de un costado del verde pulmón, donde apenas nos caía la intensidad del Antu (sol) entremetiéndose por las moras de un árbol.

Con el viento sostenido en sus cabellos atados por un pañuelo traslúcido, salpica de anécdotas los alrededores.



Recuperaremos nuestra historia

pero esta vez hablando de nuestras victorias

porque somos muches las que seguimos vivas

porque le hicimos frente al macho femicida”- Cuerpas recuperades

De pronto baja el habla, la urraca persigue al cielo con la lentitud de su mirada y descubre el canto de unas golondrinas. Se toma un tiempo breve y recupera la profundidad de su pensamiento.

Me ha pasado de ir a eventos y que de repente no haya registro de mis presentaciones, era como si no hubiera estado presente. Me han excluido mucho del ambiente del hip hop, porque soy feminista, negra y mapuche y no comparto ciertas lógicas de cómo se vinculan, por ejemplo, en la batalla de gallos, donde son todos chongos machos; donde hay una eterna competencia de quién tiene la mejor rima y la palabra más rápida. Para mi las palabras se miden, tienen peso y pueden lastimar. No me parece correcto que estés todo el tiempo vomitando lo primero que se te ocurre, porque a veces no esta bueno lo primero que se te ocurre.”

En su pecho se estampa la mitad del universo según la cosmovisión Mapuche, “El Kultrun”, allí se encuentran representados los cuatro puntos cardinales, que son los poderes omnipotentes de Ngnechen (dominador del universo). En sus extremos se ramifican en tres líneas las patas del Choiquen( Avestruz) y se contemplan en cuatro divisiones las estaciones del año.

Lo que está pasando en chile y en Bolivia tiene que ver con nuestra reivindicación y nuestras identidades después del genocidio. Lo malo es que el colonialismo volvió a arrasar la tierra. Vemos a las empresas extractivistas y a los gobiernos a favor de esto, que no miden si tiene que explotar una montaña entera y todos nuestros pueblos son el objeto a atacar, porque resistimos. Todo lo que pasa hoy, es lo mismo que hace casi 230 años y lo estábamos denunciando. La dictadura de Pinochet nunca se desarmó, toda la pacificación de la Araucanía nunca se desactivó y entender esto es un camino de despertar conciencia, no de realidad.”

Compartiendonos la tierra están los insectos que nos rodean, se roban un poco de la atención de Urraka y caminan por sus piernas hasta subir a la cumbre de sus hombros.

De a momentos entrecortamos el diálogo, porque el pasto pica, entonces renovamos la postura para continuar.

Ella arranca con su brazo el sudor de la frente y avisa, que sin darnos cuenta, el agobiante tumulto había quedado en el olvido de las calles.

Cuando empecé a cantar las personas se me quedaban mirando raro, hasta me apagaban la pista mientras estaba cantando. Una vuelta se me rieron tanto que me planté y les dije ¡Ustedes de qué se ríen,  qué les parece que es fácil que una mujer esté acá arriba del escenario levantando la voz!Y no me saco mas la imagen de ese mismo día de un chongo abrazando re cargoso a su novia y cuando yo empiezo a cantar ella lo empuja y se pone más adelante para escucharme bien y comprendí que ahí era donde tenía que estar,”

En sus composiciones Urraka persiste en el intercambio ritual con las ancestras, que emanan una batalla inmensa contra la negación de sus culturas y derechos.


Las ancestras

 me dicen al despertar

 un paso adelante 

confía, mira

no pares no pares 

de caminar y caminar” -Las ancestras.

Pareciera que va decorando al aire de instantes, cuando revuelve el cofre de sus recuerdos y los suelta para que libres nos lleguen hacia los oídos.

Siempre recibí la violencia racista, cuando tenía aproximadamente cinco años me gritaron ¡Negra india te falta la flecha! Luego entendí que todo eso era residuo del colonialismo, que habían estructuras que a mi me estaban poniendo en un lugar que por ejemplo a otras compañeritas no. Todo eso era una barrera que tenía que romper si quería ser yo. Principalmente lo que hice fue poner la palabra ante toda la violencia: ¿Soy india y me falta la flecha? Sabes qué, para metértela en el culo. Y ahí dije ¡ah! que piola esto.”

Contempla todo mientras extiende su espalda. 

Se balancea en el paisaje que nos abraza, nada un rato entre las plantas y se recompone en el diálogo.

De chica quería tener mi banda de heavy metal, después fui al conservatorio y cuando me dieron una guitarra, choqué con una gran realidad: yo no sabía tocar y el resto, la mayoría varones, ya sabían hacerlo. Ahí empecé a ver los privilegios.”

Detrás de cada una de sus letras, ella habla de todo esto y mucho más, lo limitado es inexistente, lucha rapeando por la liberación de todas sus antepasados.

No pongas tu confianza en orgas patriarcales

tu energía y confianza valen mucho mas”- Macho dirigente.

La miro atenta y noto como se relucen un sus iris la composición de un alma mapuche guerrera.

Creo que une se va transformando todo el tiempo en lo que une necesita ser en determinado momento. A mi me pueden leer como mujer, pero a veces  puedo tener energía que representa más a lo masculino. Porque hubieron guerreras mapuches que han dirigido ejércitos y han estado en situaciones que nosotres consideramos masculinas. Esto tiene que ver con la dualidad que habita en nuestros cuerpos y lo denominamos como Epupillan: dos espíritus, dos almas. 

La meta es que sus mensajes viajen por todas las cosmovisiones, que se instalen en el despertar de un universo vacío de impunidad y destapen las huellas que cuentan quiénes somos, todo lo que podemos ser y hacia dónde iremos.

El sistema nos ha estancado en una sola cosa, entonces cómo no nos vamos a sentir mal siendo siempre lo mismo, si la naturaleza va cambiando y nosotres somos parte de ella.”

A medida que nos vamos despidiendo, se van enfocando los altos edificios. Se aleja la progresión de colores fríos verdosos.  

La tierra se queda con el río por detrás de nuestras voces.

La Urraka Negra estira sus alas, se ata bien fuerte el pañuelo y emprende vuelo hacia otros lugares.

Deja un comentario