Macacha

LETRAS EN LAS PUPILAS: PAULA MAFFIA

POR Florencia Moreno | FOTOS Melisa RandevFacundo NívoloSabrina  Castro

***

“Mi corazón licántropo se empaña de luna llena…”

***

Se acerca gozando una melena leonina de lado a lado por el viento húmedo de un jueves. Ingresa al club danzando también sus caderas entre lo que sale de los parlantes y las voces cruzadas de la multitud. Paula frena, estira su brazo y pide algo en la barra. Se junta con las músicas Lucy Patane y Lu Martínez. Se preparan para dar un acústico a cientos de personas en el Club de la Música de Villa Ballester.

¿Qué sentís al tener estas oportunidades de tocar en fechas junto a colegas y amigas?

– Son fiestas muy hermanadas, hoy lo que propusimos es cambiarla propuesta de tocar cada una en un set distinto y empezar hacer un barajado de confianza plena, donde podamos compartir arriba del escenario y donde de repente alguna pueda agarrar un instrumento o intervenir con coros. 

Paula Maffía formó parte de bandas como La Cosa Mostra y Las taradas

Recientemente sacó un disco junto a Lucy Patane y Nahuel Briones, titulado “Polvo”, donde abre un ventanal que airea diversas imágenes y vivencias.

-¿A la hora de componer sos de seguir procesos más meticulosos o espontáneos?

-Yo dejo que la inspiración venga, no soy de esas personas que se sientan dos horas al día a obligarse a escribir. Hay períodos donde estoy mucho más fructífera y entonces ¡Me escribo encima! Por ahí voy en el colectivo, en el subte o andando en bicicleta, se me ocurre una idea y tengo que parar y grabarla. Tengo periodos de siembra y periodos de cosechas. La composición y la creatividad para mi son como ciclos de agricultura.

-¿Cómo vivís las transiciones entre espacios más formales a informales y amplios a más íntimos a la hora de dar un show?

–  No lo vivo como transiciones, no siento que me tenga que transformar para llegar de un lugar al otro. Soy las dos cosas y esto nos pasa a todas las personas que hacemos música hace ya mucho tiempo. Aunque hayas tenido una época de tocar exclusivamente en estadios y lugares grandes, las bandas no se sostienen con esa cierta clase alta durante mucho tiempo, por ejemplo podés ver bandas que fueron siempre muy arquetípicas y quizás ahora vuelven a tocar en lugares pequeños. Incluso desde lo económico, desde lo comunicacional hasta lo humano, tienen virtudes ambas características.

De alguna manera aprovecho para acercar la música al público que no es específicamente de capital. Me parece necesario y justo porque no puedo pretender solo la gente se movilice hacia mi, eso me parece una berretada.

-¿Es como volver a los inicios lo más informal?

-No, es como algo ontológico, no es que hay un inicio de lo informal y después una finalidad que es la formalidad, son dos carriles separados y se puede hacer una carrera perfectamente tocando en lugares pequeños. Para mi es re importante manejar situaciones de intimidad que no son menos mejores a situaciones más masivas y creo que esta bueno tener la profesionalidad como para adaptarse.

***

“Ya la luna viene en palanquín 

a robar un crisantemo del jardín…”

***

A Paula, las letras le bailan en las pupilas, relata los por qué y los quizás como prosas de largos segundos.

-¿Recordás cómo empezó tu interés por la música?

– La música me sedujo y me pegó una cachetada cuando yo tenía tres años. No es que me interesé en la música sino que se me cayó la mandíbula. Me acuerdo cuando escuché por primera vez una canción de Maria Elena Walsh “Canción de bañar la luna”, que me atravesó el pecho y quedé herida para siempre.

Me di el lujo de volver a sacar un disco entero con un concepto, que es algo que ya no se usa mucho, porque es un formato romántico y soy en el fondo un poco romántica me parece, entonces es un capítulo más de un libro de cuentos.

***

“Qué nos diferencia 

a vos y a mí

de otros animales…”

***

– ¿Tus estilos son definitivos o crees en la evolución de los ritmos y contenidos?

– Yo creo en la mutabilidad, en que somos animales mutantes y me gusta el juego que me permite desafiar lo que considero sólido. Me gusta poner permanentemente en cuestionamiento todo lo que me da forma, lo busco de hecho. Lo ataco y si sigue en pie merece seguir de pie, si veo que se resquebraja hay que tirarlo abajo.

Ojalá la vida me sorprenda haciendo formatos que desconozco, no sé por ejemplo escultura. Me gustaría hacer cosas que no reconozco en mí. 

– ¿Se puede separar al arte de la política?

– La humanidad no se puede separar de la política. Somos animales sociales, por lo tanto implica de organización y eso depende de lógicas económicas, de intercambios, normas y una filosofía del mundo, y te lleva a tomar decisiones que para nosotras son casi del sentido común. Lo que hoy nos parece lógico no responde las leyes de la lógica, responde a un capricho coyuntural al tiempo y espacio. Nuestras expresiones artísticas las podemos ver reflejadas desde las pinturas rupestres y las veremos reflejadas también en formas artísticas que todavía no conocemos y quizás todavía no fueron inventadas.

Gran parte del acervo que estamos excavando permanentemente viene de un mundo simbólico muy antiguo. Eso me parece que es lo único que sigue haciendo del arte como un discurso encerrado en sí mismo.

***

“Sí, sin clemencia, sin apuro
y sin orden alguno.”

***

Hace poco fueron las elecciones, en tus redes sociales y presentaciones invitaste a cortar boleta por Myriam Bregman ¿Cómo viviste el resultado? 

-Lo viví con pena, yo personalmente me extiendo bastante en cuestiones políticas pero no soy de ningún partido porque me parecen demasiado personalistas y descreo de cualquier cosa que gire en torno a las idolatrías.

Aun así creo que hay algo de la izquierda en lo legislativo  que me parece importante, es una fuerza que viene a complementar un agua y aceite que siempre tiene que ver con peronismo de izquierda y peronismo de derecha. La izquierda es un partido que tiene que tener bancas representativas, me da la sensación que a veces es un poco más veloz, más punk. 

Para mi la política tiene que ser horizontal y dinámica, tiene que ser muy del aquí y ahora, tiene que aprender un poco del flashmode, aprender a tomar la calle de manera espontánea y urgente, me parece lo mas hermoso que logró la política en los últimos años. 

Lo que se está viviendo en Brasil en relación a todas las cuestiones horrendas que deja sobre el pueblo Bolsonaro. Chile posiblemente sea el ejemplo más grande en este momento, es una lección muy importante la que nos están dando, me parece que es necesario saber que la política trasciende enormemente los partidos.

***

“Se fue de mi una cierta
sensación de encierro

Todo estaba igual
pero algo había cambiado…”

***

Mientras se prepara para calentar el eco de su voz, afinar el brillo de su guitarra, empaparnos de su poética, Paula dispone gentilmente de lo último de su tiempo, para responder sobre cuestiones en las que camina muy por dentro junto a sus compañeras del ambiente.

¿Cómo ves el panorama del cupo femenino en los escenarios y logros importantes como la creación del sello feminista “Goza Records” y el Gardel de oro a Marilina Bertoldi?

– La ley de cupo es un “Rómpase en caso de emergencia”. No creo que estemos avanzando en la música gracias a esto, sino que empezamos a nivelar una inequidad muy grande. Nadie quiere acceder a nada a través de cupo, es casi humillante. Lamentablemente no nos queda otra, porque vivimos en una sociedad donde pareciera que es como una especie de patología no ser varón cis y hacer música. Que por ser mujer tengas que -además de hacer música- ser la mejor, re linda, joven o sino andá a morirte en un sarcófago, mientras que decenas de chabones están ahí  y no se les cuestiona ni edad ni nada. 

Goza records creo que es una plataforma necesaria y es algo que vuelve a darle sentido a la palabra sello, donde es una curaduría y una mirada del mundo. Es lo que hicieron los sellos durante años desde Blue Note hasta Matador Récord que fue como un sello increíble del indie, también kill rock star. 

En una época anterior a internet iba a una batea donde estaban esos sellos y compraba lo que había porque me parecía interesante lo que podía llegar a descubrir. Goza vuelve darle instancia al concepto de sello. En una época donde son solo Sony o Warner o sellitos independientes que son de amigos, de pronto aparece este sello que tiene una curaduría transfeminista y súper punky.

Sobre el Gardel de oro a Marilina Bertoldi, lo festejamos como un gol. Éramos varias las compañeras que estábamos. La particularidad este año del Gardel fue que se abrió la votación a un público mucho más amplio, que por primera vez contempló a mujeres y disidencias. Los resultados están a la vista.

Por todo esto insto a mis colegas varones a que consideren escuchar música de bandas de mujeres y considerar pensar que casi toda la programación que escuchan en las radios o en la tele, están destinadas a varones y eso es sospechoso. También insto a mis compañeras mujeres a que se animen a tener instrumentistas mujeres; técnicas; stage mujeres; productoras. Que también empiecen a confiar en sus compañeras de género. 

***

“Mi canto es la
distensión del alma
La inquietud y la eterna constancia…”

***

Vas a ser telonera de una grande como Patti Smith ¿Cómo te sentís al respecto?

– Ahora siento que es más probable que me atropelle el 64 andando en bicicleta -se ríe-. 

Tengo un “cuiqui” importante,  una sensación de honor enorme, y por otro lado no puedo creer que esto pase. Es un mérito que quiero compartir con mis colegas preferidas, porque se que también este mérito podría ser de ellas. También agradezco al dedo de Patti Smith que me señaló, pero se que es válido para muchas, así que me siento sumamente honrada y espero estar a la altura de ese show 

¡Casi te lo dije como una persona que salió de un partido de fútbol!- se ríe- bueno todavía me falta jugar ese partido.

Paula pisa el escenario, gira la guitarra de su espalda hacia el pecho.Su garganta vibra las primeras melodías. Se le acaba de materializar un deseo y no se dio cuenta. Se hizo escultura de polvo y melena vaporizada, hipnótica y tallada por los coros.Esta noche, ella es mucho más de lo que cree saber que es.


Deja un comentario