Macacha

REBELIÓN EN LA ZANJA: KUMBIA SENTIPENSANTE

En un día patrio, 25 de mayo, “Rebelión en la zanja” se presentó en el “Club de la música” de Villa Ballester. También se hizo presente la banda de Hernán Coronel, “Mala Fama”. A pura cumbia feminista y disidente, sorprendieron bajo una fecha tropical perfecta. Tuvimos el placer de cruzar palabras con dos integrantes de Rebelión: Belén y Karrola.

Esa noche el club se inundó en segundos de una marea de pasos. El camino se entorpeció con facilidad y la banda de Rebelión se agrupó en una esquina para poder conversar. 

Con mucho gusto nos invitaron al camarín y el tumulto bajó gradualmente, aunque eran tantas las palabras que se entrecruzaban, que había que desenredarlas de algún modo.

Che ¿Comieron locro?,  rompió el hielo la pregunta de Belén.

Las risas se acoplaban compartiendo memorias de lo que habían sido sus platos tradicionales, antes de la gira de feriado.

La movida tiene fórmula y hay que nombrarla: Tini o Justi Jera, es la primera voz y guitarra. Lele toca la guitarra principal y también cantante. Belén toca el wiro y, dicen algunas voces de fondo, que es el agite de la banda. Testi toca el bajo.  May se encarga de la percusión y Karrola del teclado, quien también se suma cantando.

Vienen de varios lugares, aunque las une un barrio, como el amor, que es el núcleo del conjunto.

– ¿De dónde son y cómo surge la banda?

– Karrola: Copamos distintos barrios, somos de Boedo; Pompeya; ciudad evita y nos une Almagro, donde rancheamos para ensayar. 

Surgimos a raíz de un noviazgo  con Justi Jera y cuando la conocí empezó la idea de armar una banda de cumbia. Después conocí a Belu cursando sociología en la UBA y luego se sumó Lele que era conocida de Justi. Por último le dimos la bienvenida a Maylén y Testi. Muy romántico todo, porque el 21 de septiembre de 2017, fue el primer encuentro, era el día de la primavera y así floreció la banda (se ríen).

– ¿Además de la música, se dedican a otras cosas?

-Belén:  Algunas estudian o laburan, por mi parte yo soy socióloga en la UBA. Me sumé a este proyecto porque tenía un wiro, no arranqué desde chica con la música como tal vez las demás, por eso para mi rebelión es mi escuela. 

“Cuando el tiempo neoliberal acecha y las cosas no parecen estar bien… no pueden estar bien…” dice una de las letras de Rebelión. En momentos conflictivos, la cultura nos demostró que inevitablemente se transforma. Hoy en día ellas integran una camada de bandas de cumbia que se levantan a combatir la exclusión por parte del gobierno neoliberal de turno, manifestándose por medio de la composición de sus letras, como sucedió a mediados del 2001 con bandas como Los pibes chorros; flor de piedra; mala fama; damas gratis; entre otros.

– ¿Todas sus canciones están necesariamente atravesadas por la militancia?

– Karrola: Si, directa o indirectamente, todas las letras tienen algún tinte de conciencia. Esta banda nació en un contexto de mucha oscuridad, de un neoliberalismo feroz  y nuestras letras son una respuesta a esa opresión que busca hacernos sentir endeudades, preocupades, dominades, callades y tristes. 

– Belén:  Nosotras nos paramos a decirles que no nos pueden robar la alegría, ni las palabras ni los colores. Por eso no hay que rendirnos, porque nada bueno se va a sacar de este modelo económico que nos quiere destruir. Por otro lado, no hay que abandonar la lucha feminista, que no nos metan el verso de que no es para todo el mundo, porque así nos quieren separar. Esperemos que llegue el mensaje para que podamos tejer redes y protegernos del mal,  para que este gobierno nefasto no se repita. Tenemos la oportunidad de que se dé y por supuesto que salga el aborto legal seguro y gratuito ya, eso es fundamental, nosotras nos expresamos musicalmente por todo esto. Por todo esto siempre jodo y digo que producimos cumbia “sentipensante”, porque hacemos y cantamos lo que creemos y eso nos gusta. Tratamos siempre de aportar a la lucha algo, yendo a cantar o componiendo.

– ¿Que opinan de las mujeres y disidencias en los escenarios?

– Karrola: Nos encantaría que estos espacios estén más ocupados por las mujeres y disidencias, por quienes tenemos menos privilegios en la sociedad. Por suerte, hace poco obtuvo media sanción la ley de cupo femenino en los escenarios y creemos que ese es el camino que tenemos que seguir. Hay que  ocupar los espacios no solo del plano de lo jurídico, sino también poniendo el cuerpo. 

– Belén:  A veces es difícil meterse, porque es un ambiente que siempre estuvo reservado para los hombres, pero hay que disputarlo. Somos conscientes de que todavía nos falta un montón.

Rebelión, además de estar agradecido a su público habitual, comparte la emoción de estar presentes en nuestro barrio, con las personas que hoy se acercaron para disfrutarlas junto a una banda que es, en definitiva, una de sus grandes influencias.

– ¿Qué opinan de la movida disidente en San Martín, ya conocían?

– Karrola: Si, conocemos estos pagos de cuando nos invitaron por primera vez, a la inauguración de la biblioteca Bernardino Rivadavia de Ballester, donde se hizo una muestra del archivo de la memoria trans y estuvo re bueno, ya que fue una movida muy inclusiva.  Nos encanta que nos inviten del conurbano, porque en capital ya nos sentimos en nuestro barrio, acostumbradas a los mismos lugares, entonces estuvo bueno que nos llamen y encima nos conozcan. Es ideal como para descentralizar. Hoy Para nosotras es un honor compartir fecha con Mala fama, es una banda que escuchamos desde chicas. Estamos muy contentas, con muchas expectativas, Hernán Coronel es una persona que siempre se ha posicionado políticamente y lo admiramos mucho por eso, porque coincidimos mucho con él y está bueno compartir con gente piola.

Mientras el momento de salir a las luces se aproximaba, un ovillo de nostalgias, expectativas y planes, comenzaba a desplegarse.

– ¿Qué proyectos pudieron realizar y cuáles están en proceso?

– Karrola: Hace poco tuvimos la posibilidad de grabar con las Kumbia queers y Sudor marika, son bandas amigas y es un flash, pero tratamos de que parezca que somos todes colegas y que no somos fanáticas, aunque lo somos (se ríen). 

– Belén: Se vienen muchas cosas más, como la reunión familiar vol 3, son tres EP que cierran un ciclo. También se acerca “la fiesta en la zanja vol. 2” en Agosto. Además vamos a presentar un video documental, que muestra nuestra gira en Necochea cuando fuimos al festival Isoca, realizado por Agustina Roasio, que es nuestra fotógrafa oficial y una gran profesional de mucho talento.

– ¿Qué destacarían de esta movida que crearon?

– Belén: Nos re emociona trabajar les piolas con les piolas y ya es un estilo que rebelión va tomando, eso de ver con quien trabajar y con quién no.  Todo lo que estuvimos haciendo, nos hizo dar cuenta de que por suerte trabajamos con mucha gente que nos banca desde el principio y que nos quiere un montón, siempre nos ayudan. Hace poco grabamos el video de “La reunión familiar”, fue hecho orgullosamente por todas mujeres y por MVM producciones. 

Sellamos el momento final de la nota con un abrazo y una foto.

En segundos se esparció en millones el ritmo en el espacio, ellas se mezclaron entre un mar de gente e instrumentos musicales, que a su vez  se asomaban al escenario aumentando la ansiedad del público. Inmediatamente la sagrada cumbia anti patriarcal y anti yuta de rebelión, nos trajo el fuego y la subversión a las caras “…¡Cuándo vas a pagar por todas las muertes que causas! Te lo voy a quemar, te lo voy a quemar al patrullero, te lo voy a quemar.”

Deja un comentario