Villa La Rana exige libertad para Brian

 

Brian De Angelis, de 17 años, fue detenido ilegalmente durante un allanamiento en el barrio de La Rana. El pasado viernes un centenar de vecinos y vecinas del barrio –incluyendo a sus familiares y amigos- cortaron la calle frente a los Tribunales juveniles de San Martín para pedir su libertad y afirmar su inocencia.  / por Facundo Nívolo.

“Los días siguen pasando y yo te sigo extraño

hermanito yo te amo y te sigo esperando

Y nunca me cansare ni estaré parando

si éramos inseparables y nos están separando”

 

 

IMG_3271

 

El primero de febrero a las 8 de la mañana en el barrio La Rana, partido de San Martín, la Policía Bonaerense realizó un allanamiento en la casa de Aída Dora Díaz. El objetivo del procedimiento era, según los agentes, rastrear pruebas del paradero de un delincuente que había asaltado a un policía en San Isidro. El resultado del operativo fue negativo y así figura en el acta que se firmó en la misma mesa de la casa y que sellaron el informe de esa fuerza de seguridad.

Una hora mas tarde, la escena se repitió pero esta vez con policías femeninos y masculinos de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires. Las mujeres se encargaron de revolver la cocina revoleando los electrodomésticos, mientras los varones se ocuparon del dormitorio.  Alfredo de Angelis, marido de Aída y abuelo de Brian habían acudido a socorrerla luego del primer procedimiento. Fue Alfredo quien vio el momento en que los policías revisaban el cajón de la ropa íntima y se llevaron los ahorros de Aída. Acto seguido, levantaron el colchón para poner el cargador de una pistola.

 

IMG_3283

 

“¿Cómo puede ser que hace un rato el allanamiento dio negativo y ahora apareció eso?”, increpa Aída a los policías mientras le muestra el acta del operativo anterior. A Brian, de 16 años lo acorralaron para interrogarlo. Tartamudeando a causa de los nervios, respondió que desconocía el número de la dirección de la casa de su abuela. Había llegado al lugar para acompañarla, dado que sufre padecimientos cardíacos. Brian fue apresado en el acto, sin la correspondiente orden de detención. Se lo llevaron sin permitir que ni su abuela ni su abuelo lo acompañen.

El jueves 15 de febrero, la manifestación para exigir la liberación del jóven es un hecho y Ana De Angelis, su madre, sostiene bajo el sol de las 11 de la mañana una bandera que dice “Libertad”: “Me fui a trabajar y me encuentro con mi hijo que no estaba, me lo llevaron. Mi hijo no se droga, ni fuma, trabaja en una carpintería, juega al fútbol. Tengo una banda de firmas y acá vinieron un montón de vecinos que dicen que mi hijo es inocente. Los policías corruptos por hacer las cosas rápido dijeron ‘veni para acá’ pero ellos con todas sus cámaras saben bien quién roba y quién no. Yo respeto a todos, pero quiero que me devuelvan a mi hijo, nada más”.

 

IMG_3362

 

Por su parte, el hermano menor de Brian, Kevin, expresó su sentir en una canción que dio inicio al acto desde el parlante situado en medio de la calle. Tiene 14 años, jamás había cantado ni compuesto una letra, pero descargó en la computadora una base de hip y hop y sobre ella relató con cadencia y sin pausa:

 

“No sabes lo que me parte verte tras las rejas

Algo que nunca conocí y ahora lo haces experiencia

Son cosas de la vida es que a veces se tropieza

Ahora estamos destruidos y no encuentro las piezas”

 

IMG_3230

 

Desde hace más de dos semanas Brian está preso en un instituto de menores ubicado en calle 63 entre 2 y 3, La Plata. La protesta que se realizó el jueves pasado surge de la indignación de vecinos y vecinas que entienden que es injusta la situación del adolescente. Cristian Godoy García de 27 años, hermano mayor de Brian y periodista de Revista Macacha, leyó de cara al tribunal la misma carta que fue entregada a la secretaria de la Jueza a cargo de la causa, María Eugenia Arbeletche:

 “Violencia es que pibes y pibas de 7 años distinguen entre el sonido de tiros y cohetes, es techo de chapa y una gotera en medio de la cama, es estirar la olla de guiso para que alcance para todos y que cuando no alcanza tus abuelos se van a dormir sin cenar para que vos puedas comer y estar bien para estudiar” y sigue: “Como si no fueran suficientes todas las violencias, ahora debemos suportar como la policía justifica su sueldo (el legal) deteniendo a alguien injustamente. Como periodista me permito realizarnos algunas preguntas. En ninguna de las dos órdenes de allanamiento figura el nombre de mi hermano, entonces ¿por qué lo detienen? El primer allanamiento da negativo y el segundo positivo, en el mismo “encuentran” un cargador ¿Cómo saben que supuestamente es de mi hermano si no hay ninguna prueba de las huellas dactilares?”

Al culminar el acto los vecinos y vecinas de La Rana prometieron repetir la protesta cada semana hasta que el joven pueda vivir el proceso judicial en libertad. El texto de la carta llevada ante los tribunales explica: “Estamos cansados y cansadas de que el derecho a la duda nos sea negado por lugar en el que vivimos, de las causas armadas y de la violencia institucional”.

 

IMG_3234

 

IMG_3265

 

IMG_3347

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *