Se conmemoró el séptimo aniversario de la Masacre de Carcova: “Unidad de acción. Basta de represión”

Familiares de Franco Almirón y Mauricio Ramos marcharon un año más hacia la entrada del CEAMSE para renovar el pedido de justicia. El homenaje se llevó a cabo junto con vecinos de José León Suárez y con el apoyo de referentes de las principales organizaciones de Derechos Humanos.  

ce500379-c41d-4b6a-93f1-5d1fd3cf30aa

Siete años pasaron desde que Franco Almirón y Mauricio Ramos fueron fusilados por el agente de la Policía Bonaerense Gustavo Rey, durante la represión desatada luego del descarrilamiento de un tren al fondo del barrio de Carcova. La marcha en su homenaje se realizó bajo la consigna “Unidad de acción. Basta de represión”, y recorrió, como todos los años, el trayecto desde la estación de José León Suárez hasta la entrada del Ceamse, donde tuvieron lugar los asesinatos que aún continúan impunes.  

5be7fb4a-66bc-4736-acb1-cebf3c323a24

La columna, encabezada por los familiares de Franco y Mauricio, llegó hasta un pequeño escenario en el que el padre Pepe Di Paola inició el acto con una breve ceremonia religiosa en memoria de los pibes. “Jesús una vez dijo ‘el que dice que ama a Dios, pero no ama al hermano es un mentiroso’. Y por eso cada vez que venimos a pedir justicia por Franco y Mauri, en definitiva, estamos diciendo que acá este mandamiento se rompió. Recomponerlo también es tarea nuestra. Pedir justicia todos los días, especialmente en cada aniversario.”, remarcó el sacerdote, perteneciente a la corriente de Curas Villeros.  

0eb88372-f5fc-46ed-9396-bb0fa1313c2f

Los principales oradores de la jornada fueron los familiares de las víctimas. Analía Ramos, tía de Mauricio, señaló visiblemente conmovida: “No sólo hoy nos duele. Nos duele todos los días, día a día, hora a hora, minuto a minuto. Esto pasa cada día, hoy y mañana. Y va a seguir pasando. Por eso no podemos bajar los brazos. No podemos estar pasando por esto sólo porque vivimos en un barrio de emergencia. Nosotros vamos a seguir hasta conseguir justicia”.   

d0ef2dea-d30c-44ce-884d-073524e01255

Por su parte, la tía de Franco Almirón remarcó: “Esto no va a tener olvido. Ni olvido ni perdón, porque se llevaron vidas inocentes. Cuando el señor Casal dijo que acá había bandas que hacían cosas, yo le dije que las únicas bandas que había acá eran las de los pibes que todas las tardes tomaban sus bicicletas para ir al cinturón ecológico y traer comida para sus familias.” Ambas mujeres agradecieron el acompañamiento de las organizaciones sociales locales.  

9b6c50d1-c3ab-4e6e-b86c-6a20783ab1b7

El acto incluyó también la presentación de una placa en memoria de las víctimas de violencia institucional y la presentación de un mural conmemorativo de Franco y Mauricio con la consigna “Basta de represión”: “Queríamos ir un poco aprovechando la consigna, que tiene que ver con la situación general. Es algo que se dio hace siete años y que se está repitiendo”, explicó Adrián , uno de los integrantes del grupo de muralistas. El cierre de la jornada estuvo a cargo del grupo de rap local ????.  

El apoyo de los organismos de DDHH 

La conmemoración del séptimo aniversario de la masacre de Carcova contó la presencia de referentes de la política local y de los principales organismos de Derechos Humanos. Una de ellas fue la diputada y presidenta de la Comisión de DDHH, Victoria Donda, que puso el acento en la relevancia de la acción colectiva en la calle: “Hemos retrocedido en muchos aspectos. Lo principal es pelear para estar todos juntos. Solo se puede enfrentar este avance en contra de los derechos humanos con unidad de acción en la calle. Me parece que es fundamental entender eso”.  

60f51577-33c5-4068-a2e7-4450c01bc06d

En línea con la perspectiva de la diputada, integrantes de la Campaña contra la Violencia Institucional leyeron un documento que se elaboró en conjunto con otras organizaciones de DDHH y que pone el foco en el accionar no regulado de las Fuerzas de Seguridad como política de Estado: “Hoy son cotidianos los mensajes del más alto nivel político que le ordenan dureza a las fuerzas de seguridad y les prometen impunidad. El gobierno de Macri, de Bullrich, y el de Vidal hicieron de esta práctica una política de Estado. El poder judicial es cómplice.” 

Por su parte, la referente de Madres de Plaza de Mayo, Norita Cortiñas, que acompañó a los familiares de Franco y Mauricio a lo largo de la tarde, evocó el compromiso de las Madres luego de 41 años de búsqueda por la Verdad y la Justicia. “Decimos ‘ni olvido ni perdón’, y agregamos otra palabra: ni reconciliación. De ninguna manera.” Cortiñas renovó también el rechazo a la impunidad de los militares que están recibiendo beneficios en sus condenas: “Todos los genocidas, los asesinos, los que matan a los pibes, todos en la cárcel común, nada de privilegios, nada de domiciliaria, nada de privilegios. Todos a la cárcel común y para siempre.” De esta manera, vinculó las luchas en un mismo sentido.  

b71d557c-ebb7-4290-85ae-b13f6fc54187

La referente de Madres contextualizó el pedido de justicia por Franco y Mauricio en una coyuntura de retroceso en materia de derechos y avance de la criminalización de la protesta social. Asimismo, llamó a rechazar la violencia institucional y la pérdida de los avances que se habían logrado en el campo de la Justicia: “No podemos dejar avanzar al gobierno en este estado de cosas, que es muy grave. Los despidos, que la Argentina cada día va a tener más hambre, más pobreza. Tiene que parar el gobierno. Y tenemos que tener toda la justicia social y la oportunidad que el país avance. Lo que tuvimos en estos dos años es un retroceso de veinte, treinta años.”  

Otras de las organizaciones que apoyaron la convocatoria fueron: el CELS, el CEPRODH, la APDH, CORREPI, la Comisión Provincial por la Memoria y la Comisión por la Memoria de San Martín, CTEP, CTA, el Movimiento Popular La Dignidad, Movimiento Evita y Mala Junta entre muchas otras.  

17aa2aa6-aaf1-4b3a-a0bc-0d27210e2e6c

La masacre 

El “Pela” y el “Gordo”, como los conocían sus familiares y vecinos, eran trabajadores de la economía popular que, como tantos otros vecinos de los barrios de José León Suárez, subsistían recurriendo a la quema –lo que se recupera de los residuos del Ceamse-.   

49171b42-a2b0-4968-967e-ea3cb2350c85

El 3 de febrero de 2011, se acercaron junto con otros vecinos a la zona en la que descarriló un tren, en la entrada del basural. La reacción de la Policía Bonaerense fue desatar un operativo represivo con balas de plomo. Joaquín Ramos, sobreviviente de la masacre, sufrió un intento de fusilamiento por parte del agente Gustavo Vega, que le disparó en el pecho, la espalda y el tórax. Vega recibió una pena de siete años por parte del Tribunal Oral en lo Criminal N°2 de San Martín, ya que su causa se caratuló como Intento de Homicidio, y no como Abuso de funcionario policial, como había solicitado inicialmente la fiscalía.  

Franco y Mauricio, que se refugiaron de la balacera policial detrás de una pila de basura, fueron fusilados por el agente Gustavo Rey, que primero los dispersó con gas pimienta. El crimen quedó impune ya que los jueces María del Carmen Castro, Gustavo Garibaldi y Mónica Carreira consideraron que no era comprobable su autoría en los crímenes. Basados en este criterio, le otorgaron el beneficio de la duda y lo declararon inocente.  

545dfc38-22ef-4650-a006-1e991a582f03

Los familiares y amigos de Franco, Mauricio y Joaquín marchan el 3 de febrero de todos los años desde la estación de José León Suárez hasta la entrada del Ceamse para pedir justicia. El municipio, por su parte, declaró la fecha como el Día por la eliminación de la Violencia Institucional.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *