barbería barber ready san martín

La barbería de barrio Curita: Tunearse no es solo cosa de chicas

A pocas cuadras de la estación de José León Suárez en el partido de San Martín, más precisamente en barrio Curita, “el Chino” puso a funcionar desde hace dos años “Barber Ready”. A los 15 años agarró por primera vez una máquina de cortar pelo.

Texto: Cristian Godoy García / Fotos: Facundo Nívolo

 

Desde hace 3 años, las barberías se han instalado en nuestro país y el conurbano bonaerense no es la excepción. Vemos al pasar por los distintos centros comerciales, los colores rojo, blanco y azul como la marca distintiva de estos locales.

“Empecé a cara de perro, mirando videos, porque en ese momento acá no existía la barbería. Había cursos de estilista y peluquería, pero son ramas distintas. Lo que es barbería tiene que ver con la imagen del hombre. No se basa solamente en cortar el pelo, también haces la barba o un dibujo. Las barberías trabajan el impacto visual”, dice Matías Nicolás Gómez (23), alias “el Chino”.

 

01 IMG_0025

 

Comenzó a trabajar como pizzero a los 14 mientras iba al colegio, en medio fue asistente de un técnico en refrigeración, payaso en Buenos Aires playa –el engendro macrista con sombrillas y duchas-, y vendedor de ropa. Cuando logró ingresar al rubro, fue en una peluquería del centro de Villa Ballester. “A todos los que atendía le decía que era barbero, el dueño me decía que era peluquero porque los barberos estaban en Estados Unidos únicamente”, fiel a su deseo dejó la peluquería y comenzó a trabajar de manera independiente a domicilio.

 

04 IMG_9993

 

“Era mochila y caminar para todos lados. Me iba a Ballester, a San Andrés. Después encontré una bici a doscientos pesos ¡Imaginate lo que era esa bici a doscientos pesos! Se escuchaba desde Suárez que yo estaba llegando, pero así arranqué a hacerme clientes”, comenta entre risas.

Su primer proyecto fue con otro barbero del barrio, pero la sociedad no duró mucho. Se acercaban las fiestas, no tenia un mango y no quería volver a trabajar a domicilio, alquilar era imposible. “En un momento mi papá me fue a buscar porque yo estaba en la esquina fumando con los pibes y me dice si quería hacer la barbería en casa, le dije que sí.”

 

03 IMG_0076 instagram

 

La entrevista transcurre en la puerta de la “barber ready” que deja entrever  leves vestigios de lo que fuera una parte de la casa con otro uso: “Esto lo armamos de cero, porque era un patio. Mi viejo sacó un préstamo y yo tenía algo guardado, así lo fuimos haciendo. Esto era piso, paredes blancas y a Dios gracias, de a poco le puse mi onda”.

El chino, que además es rapero, llamó a sus amigos graffiteros para que lo ayudaran con la estética del lugar. Hoy no solo es barbería, sino que también incorporó el estudio de tatuajes de su tío “Kiki tatto” y por sobre todo es lugar “ranchada sana”, como él la define.

 

IMG_0123

 

“Nosotros no nos hacemos los estrellas, porque sabemos que trabajamos con la gente y si ellos no nos eligen no somos nada. Vos entrás a mi barbería y estás mal porque te peleaste con tu mujer, si yo estoy mal te vas a ir peor. Vos acá entrás, te preguntamos cómo estás, jodemos un rato, bardeamos a uno, me bardean a mí y nos reímos. Se genera un ambiente que hace que uno cambie, que se vaya diferente y eso es lo que trabajamos. Se va diferente porque hay buena onda, porque se va con un corte nuevo, porque no es lo mismo estar con la barba arreglada, hasta el más mínimo detalle cambia todo ¿No viste a Homero cuando viajó en el tiempo con la tostadora?”-, y así nos recuerda al capítulo de los Simpson y todos estallamos en risas.

La escala salarial que presentó en octubre 2017 la Federación Nacional de Trabajadores de peluquería, estética y afines (FenTPEA) establece un sueldo mínimo de $4.392, lo que marca la diferencia en este rubro son las comisiones que van del 25 al 32%. Esto quiere decir que el salario de un empleado o empleada depende exclusivamente de la cantidad de trabajos realizados, sin contar que mayormente son ellos y ellas quienes ponen los instrumentos y materiales de trabajo.

 

05 IMG_0082 instagram

 

Al margen de esto, el Chino no sólo piensa en la barbería como su fuente de trabajo sino que reconoce en ella, al igual que en el hip-hop, un fuerte capital cultural capaz de resistir a la moda. Creó alianzas con otros compañeros que están en la misma, comparte experiencias y luego de haber participado en 14 batallas de barberos, piensa en organizar junto a colegas de Mar del Plata la primera competencia de la ciudad costera.

La profesión nació en la Edad Media, cuando los barberos no se limitaban a cortar cabellos, sino que realizaban extracciones dentales, sangrías y cirugías. El poste, en donde enrollaban las gasas ensangrentadas, devino en marca característica. Las barberías resurgen y con ellas también el espacio de reunión, rompiendo además con esa vieja creencia que el interés o cuidado del cabello y la estética general, era algo exclusivo  para mujeres.

 

barber ready barberia san martin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *