020 IMG_0519v

Melina Romero: 13 años de prisión para uno de los femicidas

Melina Romero fue violada y asesinada el día en que cumplía 17 años. Su cuerpo fue hallado un mes más tarde en dos bolsas de basura en el área del CEAMSE. Su femicidio devela los mecanismos de las múltiples violencias a las que son sometidas las mujeres: desde las agresiones físicas y sexuales hasta la el poder judicial patriarcal y la construcción mediática de un sentido común misógino.   

29-12-2014. San Mart’n. Provincia de Buenos Aires. Actividad en repudio al retiro de la prision preventiva de los imputados en el femicidio de Melina romero.
29-12-2014. San Mart’n. Provincia de Buenos Aires. Actividad en repudio al retiro de la prision preventiva de los imputados en el femicidio de Melina romero.

Joel “Chavito” Fernández, el único acusado por el femicidio de Melina Romero que llegó a instancia de juicio, fue sentenciado hoy a 13 años de prisión por decisión del juez Adrián Berdichevsky, a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal n° 5 de San Martín. Fernández había sido declarado culpable por un Jurado Popular el pasado 30 de noviembre, bajo los cargos de “homicidio preterintencional en concurso real con privación ilegal de la libertad coactiva, agravada por la participación de dos o más personas”. 

El acusado permanecía detenido desde el día de la audiencia, ya que se consideró que a partir del momento en que se conoció el veredicto del jurado popular, se incrementó el riesgo de fuga. Se lo llevaron esposado de la sala, arrastrándolo, mientras lloraba y pedía por favor al juez.  

“Las pibas que no cuidaste” 

29-12-2014. San Mart’n. Provincia de Buenos Aires. Actividad en repudio al retiro de la prision preventiva de los imputados en el femicidio de Melina romero.
29-12-2014. San Martín. Provincia de Buenos Aires. Actividad en repudio al retiro de la prisión preventiva de los imputados en el femicidio de Melina Romero.

Fueron treinta y uno los días que Melina estuvo desaparecida. La última imagen de ella es en la puerta del boliche Chankanab. La cámara de seguridad la muestra bien, caminando, esbelta, revoloteando en un baile amoroso con un chico, Fernando, a las 6:46 am. Finalmente se despiden, él entra de nuevo y ella se va.  

Hoy se sabe que cuando se iba se encontró con el “Chavito”, que la invitó a subir a un auto para ir a una fiesta. Antes pasaron a buscar a su compañera de andanzas, Melody Cantoni  -actualmente acusada de falso testimonio-, y que se fueron a una casa donde funcionaba también un templo Umbanda. Actualmente, Melody está acusada de falso testimonio y podría ir presa por cuatro años.   

Los hechos 

30-09-2014. Tres de Febrero. En el cementerio municipal de Pablo Podest‡ se produjo la inhumaci—n del cuerpo de Melina Romero. La ceremonia fue asistida por su padre, madre, hermanos, amigas y vecinas y vecinos de su barrio adem‡s del intendente de Tres de Febrero Hugo Curto.
30-09-2014. Tres de Febrero. En el cementerio municipal de Pablo Podestá se produjo la inhumación del cuerpo de Melina Romero. La ceremonia fue asistida por su padre, madre, hermanos, amigas y vecinas y vecinos de su barrio además del intendente de Tres de Febrero Hugo Curto.

Melina apareció el 23 de septiembre de 2014 envuelta en dos bolsas de basura al costado de un arroyo que pasa por el fondo de las barriadas de José León Suárez, cerca del CEMSE. No la encontró la policía, no llegaron a ella por la investigación judicial. La encontró un grupo de vecinas que se pusieron en contacto con las mujeres del Movimiento Evita. Ellas informaron directamente a la fiscalía, lo que permitió preservar la escena del crimen. Esta mecánica de denuncia se implementó a raíz de lo que sucedió en el caso de Candela Sol Rodríguez, cuando la policía filtró el dato y el entonces gobernador Daniel Scioli dio una conferencia de prensa en el lugar del hallazgo del cuerpo de la niña, pisoteando las pruebas que podrían estar dispersas en el perímetro. 

Según las declaraciones de Melody, a Melina la levantaron, le dieron algo de tomar que la dejó adormecida, la agarraron de los brazos y la violaron colectivamente. Ella, por su parte, permaneció en un rincón y atinó a decirles que pararan, que la dejaran, pero recibió una amenaza: “Yo no te voy a hacer nada, pero ellos dos no sé”, la amedrentó el joven que ayer fue declarado culpable, que es primo lejano de la joven.  

Luego de la violación Melina quedó desvanecida. Su amiga se animó a decirles a los varones que estaba respirando, que la llevaran a un hospital. Fue en ese momento cuando le pusieron una bolsa en la cabeza hasta asfixiarla. Las veces que Melody intentó salir se encontró en la puerta con dos hombres más grandes que ellas y con un arma de fuego a la vista. El cuerpo de Melina Romero fue descartado en dos bolsas de consorcio durante la madrugada siguiente, a la vera de un arroyo cerca del CEAMSE. 

La impunidad 

29-12-2014. San Mart’n. Provincia de Buenos Aires. Actividad en repudio al retiro de la prision preventiva de los imputados en el femicidio de Melina romero. Ana Mar’a Mart’nez, madre de la v’ctima se hizo presente acompa–ada por el Frente de Mujeres del Movimiento Evita.29-12-2014. San Martín. Provincia de Buenos Aires. Actividad en repudio al retiro de la prisión preventiva de los imputados en el femicidio de Melina romero. Ana María Martínez, madre de la víctima se hizo presente acompañada por el Frente de Mujeres del Movimiento Evita.

La fiscal María Fernanda Billone decidió en febrero pasado retirar la acusación contra el “Pai” César Sánchez (46), Elías “El narigón” Fernandez (22) y Joel “Chavito” Fernandez (20). Este último fue juzgado a raíz de su autoincriminación durante una declaración. La familia de Melina Romero, que no cuenta con recursos para pagar un abogado, quedó desamparada. Marcelo Biondi, letrado defensor de la familia, resignó sus honorarios, mietras que la contención y apoyo de la familia quedaron en manos de organizaciones de mujeres.  

Asimismo, Biondi marcó en su alegato la responsabilidad del fiscal general, Marcelo Lapargo por “dejar desprotegida a la familia de Melina y a la testigo Cantoni”. La fiscal que tomó el caso originalmente tenía la obligación de investigar, y también intervenía el Fuero Penal Juvenil, ya que uno de los acusados era Toto, un menor de edad. Finalmente, todos los acusados fueron sobreseídos.   

“Hubo una decisión del Estado, del Ministerio Público Fiscal, encabezado por el Fiscal General Marcelo Lapargo de dejar sola a esta familia y de dejar sola también a Melody Cantoni que es otra víctima de este hecho, señaló Biondi, en la puerta de la sala el día de la sentencia. 

No es un dato menor que Lapargo había ordenado en abril a sus fiscales que se abstengan de firmar el Protocolo contra la Violencia de Género, que se estaba desarrollando con el gobierno provincial. Tampoco se creó la fiscalía especializada como indicó hace dos años la Procuradora General, cuestión que no era obligatoria y depende de la voluntad de cada jefe de fiscales.  

El veredicto popular 

01-10-2015. Buenos Aires. Tribunales de San Martin. Movilizacion por caso Melina Romero.
01-10-2015. Buenos Aires. Tribunales de San Martín. Movilización por caso Melina Romero.

El día de la audiencia, una vez comunicado el veredicto, Fernández fue detenido mientras la policía intentaba callar al público, que entre lágrimas cantaba, “las pibas que no cuidaste van a volver”. Un muchacho que las acompañaba intentaba negociar con las uniformadas: “Déjenlas descargar un minuto más, fueron tres años de pelear por esto”. Una de ellas asentía en silencio. 

“Justicia sería que no maten más chicas, que Melina siga viva. Acá lo que buscamos es que no haya impunidad” afirmó Marcela, una de las mujeres del Movimiento Evita, que acompañó a la familia de la joven, asesinada el 24 de agosto de 2014, día en que cumplía 17 años.  

El Jurado Popular consideró culpable a Joel Fernández. No creyeron que se tratara de un crimen premeditado ni agravaron la pena por la condición de mujer de Melina y el sexo masculino de sus agresores. No creyeron que se tratara de un femicidio y tampoco consideraron probado que el Chavito hubiera abusado sexualmente de ella: el cuerpo de Melina estaba en un estado de descomposición que no permitió probar científicamente el abuso con acceso carnal.  

Basados en los testimonios, los jurados sí consideraron al acusado culpable de homicidio, de haber retenido a Melina contra su voluntad entre más de dos personas y de haberlas amenazado con un arma de fuego. Los otros dos hombres fueron sobreseídos y no podrán ser juzgados nuevamente por el mismo delito.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *